Salud Integral

Salmaia

Las alergias alimentarías implican una reacción del sistema inmunitario, con producción de anticuerpos y  liberación de histamina. Entre los síntomas propios de una reacción alérgica se encuentran dolor de barriga, urticaria, eccema, hinchazón, vómitos, palpitaciones, enrojecimiento, cansancio súbito y dificultades respiratorias. En los casos de reacción grave, ya el primer bocado provoca hinchazón en los labios, la lengua y la garganta.

 

En las intolerancias no se produce  una reacción anormal del sistema inmunitario, pero las molestias aparecen cuando el sistema digestivo entra en contacto con ciertos componentes de los alimentos implicados. Entre el 60 y 90% de las personas sufren alguna intolerancia, aunque la mayoría no son conscientes de ello.

 

Los síntomas de la alergia o intolerancia pueden tardar días o semanas en manifestarse, por eso en muchas ocasiones no se relacionan las molestias con el alimento.

Este es el origen de muchas enfermedades crónicas o sin explicación, la sintomatología es muy extensa y variada: cansancio, dolores en articulaciones, irritaciones cutáneas, dolores de cabeza, problemas respiratorios, retención de líquidos, ojeras, colon irritable, asma, hiperactividad infantil y un largo etc…